Les vaques sagrades

Per què són sagrades les vaques a l’Índia?

vaques

Les vaques són considerades un animal sagrat a l’Índia. Deambulen a pler per la ciutat i les alimenten com un acte de fe. Estan protegides per llei i no se’ls pot fer mal, ni tan sols apartar-les del teu camí (són els hindús els que s’aparten) i si es paren al mig d’una carretera impedint el pas dels cotxes cal esperar que decideixin marxar o fer mitja volta.

Per què? Per què es tracta així a aquests animals en un país amb una majoritària part de la seva població en els llindars de la pobresa?

Això és així perquè en l’hinduisme -la religió predominant en l’Índia -la vaca és considerada un símbol de fecunditat i maternitat degut a la seva llet i se la venera en un marc de respecte per tots els animals, el sacrifici es prohibeix.

Però… hi ha algun motiu perquè l’hinduisme consideri així a aquests animals?

El creixement demogràfic a l’Índia va provocar la reducció de les terres de pastura a favor dels cultius d’hortalisses, per alimentar directament a la població hindú.

Com a resultat, la població de bovins va disminuir i els exemplars van ser llavors conservats per la seva llet i abonament.

Amb el pas dels segles, aquesta va anar augmentant progressivament el seu nombre fins a l’actualitat, en què l’Índia posseeix la major població de bovins del món (uns 193 milions de Bos Indicus).

En una economia agrària amb baixa industrialització, les vaques són més útils vives que mortes: proveeixen llet per a l’alimentació de la població i bous, força motriu per al treball al camp i són font de fems (principal abonament a l’Índia).

El precepte religiós impedeix que, en una mala època, els hindús es mengin un animal que és més convenient mantenir viu.

Font: CEIP Severí Torres

[vimeo 91977409 w=500&h=375]

[vimeo 90562559 w=500&h=375]

Les vaques hindús, símbol de la vida

(…) Los hindúes veneran las vacas porque son el símbolo de todo lo que está vivo. Al igual que María es para los cristianos la madre de Dios, la vaca es para los hindúes la madre de la vida. Así, no hay mayor sacrilegio para un hindú que matar una vaca. Ni siquiera el homicidio tiene este significado simbólico de profanación indecible que evoca el sacrificio de las vacas.
(…) Como ya he indicado, las vacas y los bueyes proporcionan sustitutos, con bajo consumo de energia, de los tractores y las fábricas de tractores. También debemos reconocer que cumplen las funciones de una industria petroquímica. El ganado vacuno de la India excreta anualmente cerca de 700 millones de toneladas de estiércol recuperable. Aproximadamente la mitad de este total se utiliza como fertilizante, mientras que la mayor parte del resto se emplea como combustible para cocinar. La cantidad anual de calor liberado por esta boñiga, el principal combustible con el que cocina el ama de casa india, es el equivalente térmico de 27 millones de toneladas de queroseno, 35 millones de toneladas de carbón ó 68 millones de toneladas de madera. Puesto que la India sólo dispone de pequeñas reservas de petró1eo y carbón y ya es víctima de una extensa deforestación, estos combustibles no pueden considerarse sustitutos prácticos de la boñiga de vaca. Puede que el pensamiento de la boñiga en la cocina no atraiga al americano medio, pero las mujeres indias lo consideran un combustible superior para cocinar porque se adapta de un modo excelente a sus rutinas domésticas. La mayor parte de los platos indios se preparan con una mantequilla refinada llamada ghee para la cual la boñiga de vaca es la fuente preferida de calor, ya que arde con una llama limpia, lenta, de larga duración, que no socarra la comida. Esto permite al ama de casa india despreocuparse de la cocina mientras cuida de los niños, presta ayuda en las faenas del campo, o realiza otras tareas. Las amas de casa americanas alcanzan un resultado similar mediante el complejo conjunto de controles electrónicos que suelen incluir como opciones costosas las cocinas «último modelo».
La boñíga de vaca cumple por lo menos otra función importante. Mezclada con agua, se convierte en una pasta utilizada como material para recubrir el suelo del hogar. Untada sobre el suelo de tierra y dejántola endurecer hasta que se convierte en una superficie lisa, impide la formación de polvo y puede limpiarse con una escoba.
Dado que los excrementos del ganado vacuno tienen tantas propiedades útiles, se recoge con cuidado hasta el último residuo de boñiga. En las aldeas, la gente poco importante se encarga de la tarea de seguir por todas partes a la vaca familiar y de llevar a casa su producto petroquímico diaria. En las ciudades, las castas de los barrenderos monopolizan la boñiga depositada por animales extraviados y se ganan la vida vendiéndola a las amas de casa.
Desde el punto de vista de la agricultura mecanizata, una vaca seca y estéril es una abominación económica. Desde el punto de vista del agricultor campesino, la misma vaca seca y estéril puede constituir la última y desesperada defensa contra los prestamistas. Siempre existe la posibilidad de que un monzón favorable restablezca el vigor del ejemplar más decrépito y de que engordará, parirá y volverá a dar leche. Por esto es que reza el agricultor; y a veces sus oraciones son escuchadas. Entretanto continúa la producción de boñiga. Así empezamos a vislumbrar poco a poco por qué una vaca vieja y flaca parece hermosa a los ojos del propietario. El ganado cebú tiene el cuerpo pequeño, gibas que almacenan la energía en sus lomos y gran capacidad de recuperación. Estos rasgos están adaptados a las condiciones específicas de la agricultura india. Las razas nativas pueden sobrevivir durante largos períodos de tiempo con poco alimento o agua y son muy resistentes a las enfermedades que afligen a otras razas en los climas tropicales Se explota a los bueyes cebú mientras continúan respirando.

HARRIS, Marvin. Vacas, cerdos, guerras y brujas. Alianza Editorial, Madrid, 1991. Pàg. 16.22-23

Les vaques índies ja no són tan sagrades

L’Índia desplaçarà aquest any el Brasil com a primer exportador mundial de carn de boví, amb gairebé dos milions de tones. Una paradoxa al país de les vaques sagrades, que el fonamentalisme hindú està aprofitant a fons en aquesta campanya electoral.

vaques no tan sagrades 01vaques no tan sagrades 02

Font: La Vanguardia

Per saber-ne més
Vaques no tan sagrades. El Periódico
Marvin Harris. Vacas, cerdos, guerras y brujas

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s